La Voz: Pocos terminan el secundario en seis años

http://www.lavoz.com.ar/ciudadanos/pocos-terminan-el-secundario-en-seis-anos

Los pocos alumnos que llegan a sexto año del secundario, en especial en escuelas públicas, pusieron en alerta, en estos días, a algunos directivos que temen la fusión, y cierre, de algunas divisiones por falta de estudiantes.

El desgranamiento –que desde hace años sacude al nivel medio y ya podría considerarse crónico– es una realidad cada vez más visible: algunos colegios tienen en sexto año la mitad de las divisiones que acreditan en primero. Incluso hay cursos que no tienen más de siete estudiantes.

“Si nos quedamos con menos chicos, algo estamos haciendo mal. Lograr que la obligatoriedad sea efectiva es todo un desafío”, asegura la secretaria de Educación, Delia Provinciali.

La funcionaria precisó que hasta ahora sólo se fusionaron dos divisiones de sexto en un Ipem del interior provincial.

“No se puede tener 14 profesores para dos alumnos. Tenemos la responsabilidad de garantizar que los dineros de todos sean bien utilizados”, insistió Provinciali.

La funcionaria apuntó que, en principio, no habría otros casos. Aunque la situación deja en evidencia un problema que se arrastra desde hace años.

“Tenemos 120 inscriptos en primer año y llegan 50 a sexto, menos de la mitad; con el agravante de que no todos los de sexto egresan”, explica Graciela Muñoz, directora del Ipem 366 Adolfo Castelo, de barrio Juan B. Justo. Son adolescentes que, pese a haber cursado los seis años obligatorios, al finalizar adeudan materias y no reciben su título.

No obstante, explica Muñoz, el programa nacional de Mejora Institucional, de apoyo a la terminación del secundario, está impulsando el egreso. “Con apoyo de tutores, de esos 50 que terminan, egresan 45. Antes, obtenían su título 20”, subraya. La escuela tiene cuatro divisiones de primer año y dos de 
sexto.

En Córdoba, según los últimos datos oficiales disponibles, el 48,1 por ciento de los alumnos termina el secundario en el tiempo previsto.

El 39,3 por ciento concluye en seis años en las escuelas públicas y el 64,2 por ciento lo hace en ese plazo en las privadas.

Muchos finalizan el cursado pero, como dice Muñoz, no reciben el título porque adeudan materias durante años.

Sólo el 37,8 egresa en el tiempo estipulado: el 28,8 por ciento de quienes asisten a escuelas de gestión estatal y el 54 por ciento de aquellos que concurren a las privadas.

“Lo que más me preocupa es que el 70 por ciento se va de sexto con materias. Se van con un papel provisorio”, confirma Adela Bini, vicedirectora del Ipem 175 Padre Grenón, de Villa Azalais.

En el camino

Las cifras lo muestran con claridad. En primer año de 2007 ingresaron 64.084 alumnos en colegios públicos y privados; terminaron sexto año, en 2012, 30.856. Egresaron 24.212.

En el mismo período, en colegios de gestión estatal se anotaron 41.285 chicos; terminaron 16.211 y egresaron 11.896. En los de gestión privada, se inscribieron 22.799 en el año 2007, concluyeron 14.645 en el 2012 y egresaron 12.315.

Si bien es cierto que para analizar el desgranamiento hace falta seguir una cohorte identificando a los alumnos, en la Argentina no existen trabajos de este tipo.

Sin embargo, hay aproximaciones que se realizan comparando el número de matriculados en primer año con el número de matriculados en sexto, seis años después.

El problema es que se desconoce cuántos de esos alumnos que están en sexto son efectivamente los que empezaron primero seis años antes, ya que se mezclan con los de cohortes precedentes que repitieron en algún momento.

En este sentido, el número de inscriptos en primer año y en sexto da una pista sobre el abandono (que puede no ser definitivo) aun en el mismo año 
lectivo.

Las causas del desgranamiento son variadas: necesidad de trabajar o paternidad precoz, falta de incentivos, de apoyo familiar y de interés.

“El pasaje de un modelo selectivo a una escuela para todos, obligatoria, implica modificaciones en las culturas institucionales que, en algunos casos siguen replicando el viejo modelo”, sostiene Provinciali.

A ello se suman las diferentes ofertas educativas para concluir el nivel medio en pocos años y con una carga horaria reducida. Se repiten los casos de estudiantes que dejan y esperan para cursar en la modalidad Adultos o se suman a programas nacionales o provinciales de conclusion de estudios (Fines, Programa de Inclusión y Terminalidad o Confiamos en Vos, entre otros).

Provinciali, en este sentido, asegura que estas alternativas no tendrían incidencia directa ya que, sostiene, son opciones “que intentan dar respuestas a los que se quedaron fuera del sistema”.

De la privada a la pública

En las escuelas privadas, el 35,8 por ciento de los alumnos que empiezan primer año no lo 
terminan en los seis años previstos.

El desgranamiento en estos colegios está más vinculado a la movilización hacia escuelas públicas que al abandono del sistema educativo.

La prueba es que hay instituciones particulares con cinco divisiones de primero y sólo tres de sexto; o cuatro al comenzar el Ciclo Básico y tres, al finalizar el Ciclo Orientado.

La migración en los privados ocurre cuando los estudiantes de colegios exigentes no pueden seguir el ritmo y se pasan a uno menos riguroso.

A la vez, los alumnos que abandonan los colegios privados con menores exigencias, por lo general, piden el pase a uno estatal, que aparece como la última instancia de contención. Sin embargo, en ocasiones, no 
se adaptan y terminan abandonando.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: